¿Cómo prepara Fundación CANEM sus perros de alerta médica?

Seleccionamos, educamos y adiestramos perros de alerta médica para personas con diabetes o epilepsia para que, a través de su olfato, detecten con antelación las subidas y bajadas de glucosa (diabetes) y las crisis de desconexión sensorial (epilepsia). Nuestros dulces detectores aportan Tiempo y tranquilidad a sus usuarios.

SELECCIÓN

El protocolo de CANEM cuenta con la experiencia de más de 100 perros de asistencia entregados a familias

EDUCACIÓN

Las Familias de Tutela son aquellas que, de forma voluntaria y desinteresada, colabora con la Fundación CANEM socializando a los cachorros en formación

ADIESTRAMIENTO

Los perros, siempre de la raza Jack Russell, son seleccionados educados y adiestrados por el equipo de CANEM.

COLABORA CON NOSOTROS

A través de nuestros proyectos puedes ayudarnos a seguir creciendo y conseguir que cada vez más familias disfruten de su perro de alerta médica.

¿Qué es un

Perro de Alerta Médica?

Un perro de alerta médica es un perro específicamente seleccionado, educado y adiestrado para detectar a través de su olfato y alertar con antelación de las subidas y bajadas de glucosa (diabetes) y las crisis de desconexión sensorial (epilepsia).

 

La Fundación CANEM cuenta con instalaciones y equipo especializado para la preparación de perros de alerta médica. CANEM se caracteriza por un protocolo de trabajo sólido, serio y llevado a cabo por profesionales, que se encargan de gestionar la selección, la educación, el adiestramiento de cada uno de los dulces detectores, así como el asesoramiento a sus familia.

¿Cómo seleccionamos a nuestros perros?

El protocolo de CANEM cuenta con la experiencia de más de 100 perros de asistencia entregados a familias en diferentes ciudades de España y en países como Colombia, Alemania o República Checa. Esta experiencia nos ha llevado a ser firmes en la selección del cachorro, siendo ésta la base de nuestro protocolo.

La selección comienza con la raza, puesto que en Fundación CANEM todos nuestros perros de alerta médica son de la Jack Russell Terrier y termina con la evaluación de cada individuo, ya que ser de una determinada raza no garantiza que sea adecuado para desempeñar la labor de perro de alerta médica.

Así, contamos con los ejemplares de de Jack Russell Terrier de nuestro principal criador Bosques Azules, debidamente evaluados por nuestro equipo de adiestradores.

La Educación de nuestros perros:

Las Familias de Tutela.

Las Familias de Tutela son aquellas que, de forma voluntaria y desinteresada, colaboran con la Fundación CANEM socializando a los cachorros en formación haciéndose cargo de su cuidado en los momentos en los que no están recibiendo adiestramiento específico en las instalaciones de la Fundación.


Los periodos en los que se hacen cargo de ellos son las tardes (desde las 19:00 h.) y noches (hasta las 08:30 h.) de los días laborables y el día completo durante los fines de semana y festivos.


Las Familias de tutela tienen un papel fundamental en el proceso de adiestramiento de los perros de alerta médica, puesto que son los encargados de vivir junto al cachorro muchas experiencias y situaciones cotidianas que permiten que crezca llegando a ser un perro equilibrado y debidamente socializado.

 

Adiestramiento – Nuestro Equipo e Instalaciones

Nuestros perros, siempre de la raza Jack Russell, son seleccionados educados y adiestrados por el equipo de CANEM.

Llegan a nuestras instalaciones cuando tienen dos meses y medio y durante cuatro meses reciben adiestramiento específico como perros de alerta médica.

Durante los 4 meses que dura su formación, el cachorro es cuidado por una familia de Tutela, que se encarga de su socialización y de acercar a nuestras instalaciones al cachorro cada día para que pueda ir superando cada una de las fases de su adiestramiento.

El trabajo realizado en CANEM con los perros de alerta médica es siempre en positivo, y está dividido en dos fases:

 

PRIMERA FASE:

La primera fase se realiza en el laboratorio, y es en la que el perro conoce cuál es el olor que ha de detectar y qué respuesta ha de emitir cuando lo perciba.

SEGUNDA FASE:

La segunda fase se realiza en nuestros entornos simulados, un dormitorio, un salón, una cafetería… En los que se simulan situaciones reales en las que el perro aprende a alertar con antelación.

Cuando los perros de alerta médica son entregados, a los 6 meses de edad, están completamente educados y adiestrados para avisar con antelación a sus usuarios de las hipo e hiperglucemias / crisis de epilepsia.

Cuando el periodo de formación concluye, se realiza un acto de entrega en el que la familia de Tutela entrega el cachorro a su familia asignada. Este acto de entrega va seguido por un curso de fin de semana que realiza la familia a la que se entrega el perro de alerta médica para aprender su manejo.

A partir de este momento, todo el seguimiento se realiza a través de videoconferencia.

Síguenos en redes sociales. ¡Te esperamos!