Select Page

Erik y Sweet, un proyecto muy dulce

Erik y Sweet, un proyecto muy dulce
Erik tiene 4 años y vive con diabetes tipo 1 desde hace unos meses. Sweet llegó a su casa hace menos de una semana desde Asturias para aprender a cuidarlo. El objetivo es que logre detectar las hipo e hiperglucemias de Erik con 20 minutos de antelación, permitiendo a sus padres tomar las medidas oportunas para que la bajada o subida de azúcar no llegue a producrise.
Estos avisos son muy importantes, tanto de día como de noche, ya que Erik muchas veces no siente sus hipoglucemias y, todavía con menos frecuencia, sus hiperglucemias. En esos momentos en los que un niño está jugando, durmiendo o entretenido con cualquier cosa es muy difícil que centren su atención en síntomas de estas situaciones y es que al fin y al cabo, son niños. Sweet permitirá que Erik pueda ser mucho más niño, siendo su adorable perrita la encargada de avisar a sus padres si el olor de su amigo le dice que algo no va del todo bien.
Erik y Sweet a penas llevan una semana juntos y ya son compañeros inseparables de juegos. 
El viernes fue el primer día de entrenamiento y socialización de la pequeña Jack Russell, superado con mucho éxito. ¡Vamos a por el nivel 1!

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías