Select Page

#gracias Esther y Nara

#gracias Esther y Nara
“Estaba viendo una película y ella no paraba de marcarme. Me notaba bien y el sensor decía que estaba en 140, estable. Pero ella seguía insistiendo, así que me hice una capilar, 55. Desde ese momento, Nara pasó a ser no sólo mi compañera de fatigas, sino también el “medidor” del que más me fío, porque las máquinas se estropean, su olfato es infalible. Gracias, bichillo”
Proyecto Esther y Nara (Granada)

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías